Puntos de Referencia: la injusticia ambiental de las líneas de plomo en Illinois - Metropolitan Planning Council

Skip to main content

Puntos de Referencia: la injusticia ambiental de las líneas de plomo en Illinois

Las personas de color en Illinois tienen hasta el doble de probabilidades que los blancos de Illinois de vivir en las comunidades donde se encuentran casi todas las líneas de servicio de plomo de Illinois.

Flickr user Rolf Venema (CC)

Durante varios años, MPC y numerosos grupos locales, estatales y nacionales han estado abogando por la eliminación de las líneas de servicio de plomo en Illinois. Las líneas de servicio llevan agua potable a nuestros hogares y otras propiedades desde las tuberías principales de los servicios públicos de agua potable. Desde el 2018, Illinois informó que había más líneas de servicio fabricadas con plomo que en cualquier otro estado - unas 686,259, y muchas más "de un material desconocido". Si bien este problema afecta a las comunidades desde Cairo, en el sur del estado de Illinois, hasta Waukegan, el norte del estado, MPC quería saber: ¿Están los residentes de color de Illinois probablemente más expuestos a esta infraestructura tóxica? ¿Las comunidades afroamericanas y de otros grupos demográficos no blancos  soportan una carga desproporcionada de plomo en el agua potable?

La respuesta parece ser afirmativa: el 65% de los residentes afroamericanos y latinos del estado, y el 42% de las poblaciones asiático-americanas y nativas americanas de Illinois, viven en comunidades que contienen el 94% de las líneas de servicio de plomo conocidas del estado; mientras tanto, solo el 30% de la población blanca del estado vive en esas mismas comunidades.

Las comunidades con más líneas de servicio de plomo albergan al 65% de la población afroamericana y latina, y solamente el 30% de la población blanca de Illinois.

Para ayudarnos a comprender cualquier patrón potencial de prejuicio racial, nos acercamos a los 50 municipios de Illinois con más líneas de servicio de plomo. En general, estos municipios representan el 94 por ciento de todas las líneas de servicio de plomo conocidas en el estado. Entonces, ¿quiénes viven en estos municipios? La respuesta es contundente.

Gráfico 1: Representación de Grupos Raciales y Étnicos en las Municipalidades con más Líneas de Servicio de Plomo

Como se puede ver en el gráfico 1 de arriba, en estos 50 municipios solo reside el 30 por ciento de la población blanca del estado. En contraste, estos municipios albergan al 65 por ciento de la población afroamericana del estado, el 65 por ciento de la población latina del estado y el 42 por ciento de las poblaciones asiático-americana y nativa americana.

En última instancia, estos datos nos dicen que las personas de color en Illinois tienen una mayor probabilidad - hasta el doble de probabilidad - de vivir en municipios donde existen casi todas las líneas de servicio de plomo de Illinois. Casi 2 de cada 3 residentes afroamericanos y latinos de Illinois viven en estas comunidades. Menos de 1 de cada 3 habitantes blancos de Illinois vive allí.

Podemos pensar en esto de otra manera: ¿cuál es la composición demográfica dentro de estas 50 municipalidades y cómo se compara eso con la demografía de todo el estado?

Gráficos 2 y 3: Demografía de Illinois; Demografía de los Municipios en Illinois con mas Líneas de Servicio de Plomo Conocidas.

Como se puede ver en los gráficos 2 y 3, hay una mayor proporción de residentes afroamericanos y latinos en los municipios con un alto número de líneas de servicio de plomo. Los residentes afroamericanos constituyen el 14 por ciento de la población total de Illinois; en estos 50 municipios, sin embargo, el 24 por ciento de la población es afroamericana. Mientras tanto, los residentes latinos comprenden el 17 por ciento de la población de Illinois, pero el 28 por ciento de la población en las municipalidades con la mayoría de las líneas de servicio de plomo. Al mismo tiempo, los residentes blancos constituyen el 41 por ciento de la población de estas comunidades, que es un 20 por ciento por debajo de su proporción de la población de Illinois.

En pocas palabras: las personas afroamericanas y latinas están sobrerrepresentadas en estas comunidades con la mayor cantidad de líneas de servicio de plomo. Los blancos están subrepresentados.

Perfiles municipales

Para poner estos datos en un contexto del mundo real, echemos un vistazo a algunas de las municipalidades con una gran cantidad de líneas de servicio de plomo.

Analicemos esto en un par de pasos. Primero, hay comunidades donde los residentes latinos están sobrerrepresentados, como la ciudad de Aurora. En 2018, Aurora reportó el segundo número más alto de líneas de servicio de plomo en Illinois - casi 20,000 líneas. Al observar la demografía de la ciudad, vemos que los residentes latinos están sobrerrepresentados en comparación con la población de Illinois: los residentes latinos representan el 43 por ciento de la población en Aurora, mientras que representan aproximadamente el 17 por ciento de la población del estado. Esta combinación de una gran cantidad de líneas de servicio de plomo y una gran población de residentes latinos es, por lo tanto, un ejemplo de cómo el problema de las líneas de servicio de plomo afecta en gran medida a las personas de color en Illinois. Se puede ver una tendencia similar en Joliet:

Gráficos 4 y 5: Demografía de la Ciudad de Aurora; Información Demográfica de la Ciudad de Joliet

La historia de Rockford ofrece un ejemplo en el que los residentes afroamericanos están sobrerrepresentados en una comunidad con muchas líneas de servicio de plomo. En esta comunidad, los residentes afroamericanos constituyen el 22 por ciento de la población, a pesar de que solo constituyen el 14 por ciento de la población del estado. Puede ver esta tendencia aún más claramente en Dolton, donde hay más de 6,000 líneas de servicio de plomo y los residentes afroamericanos representan el 91% de la población.

Gráficos 6 y 7: Información Demográfica de la Ciudad de Rockford; Información Demográfica de la Ciudad de Dolton

Estas gráficas ilustran el punto más amplio: las comunidades con las líneas de servicio de plomo más conocidas tienden a contener porcentajes más altos de residentes afroamericanos y latinos de lo que sugeriría la población del estado. Y aunque sabemos que el problema de las líneas de servicio de plomo afecta a comunidades en todo el estado, es más probable que los residentes de color vivan en comunidades donde las líneas de servicio de plomo están más presentes: una mayor proporción de residentes de color viven en estas comunidades, y también constituyen un porcentaje mayor de la población de los municipios individuales.

Los datos imperfectos producen resultados imperfectos

Una nota sobre los métodos y los datos: realizamos los análisis anteriores examinando el inventario de líneas de servicio de plomo de la Agencia de Protección Ambiental de Illinois (IEPA; por sus siglas en inglés). En 2017, la Asamblea General de Illinois promulgó una ley que requiere que los servicios públicos de todo el estado informen la composición de sus líneas de servicio (cobre, plástico, hierro dúctil, plomo, etc.) a la IEPA. Luego, examinamos la distribución de las líneas de servicio de plomo en todo el estado, comparando esa información con los datos demográficos proyectados por la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (de la Oficina del Censo de EE. UU.), para ver cómo la raza y el origen étnico podrían correlacionarse con la exposición a las líneas de servicio de plomo.

Los datos tienen sus limitaciones. En primer lugar, debido a que los servicios públicos informan los datos, es posible que no haya coherencia en los informes. Para dar una ilustración de la magnitud del problema: se informa que el 27.8% de todas las líneas de servicio son de un material "desconocido".

En segundo lugar, no conocemos la composición demográfica de los hogares individuales que tienen líneas de servicio de plomo. Entonces, si bien sabemos, por ejemplo, que Chicago ha reportado casi 400,000 líneas de servicio de plomo, no está claro si están prestando servicios a residentes afroamericanos o latinos a un ritmo más alto que los residentes blancos. Para explorar definitivamente el sesgo racial en la ubicación de las líneas de servicio de plomo, necesitaríamos datos sobre la ubicación exacta de esas líneas. Desafortunadamente, los datos del inventario existente solo pueden decirnos el número total de líneas de servicio de plomo en cada municipio.

La conclusión es que necesitamos mejores datos para comprender completamente la escala de cualquier carga racialmente desproporcionada en la ubicación de las líneas de servicio de plomo. Por ahora, podemos decir que los residentes afroamericanos y latinos de Illinois están sobrerrepresentados entre las comunidades con mayor cantidad de plomo. Y una prueba estadística estándar también sugiere esta relación: existe una leve correlación positiva entre el número de líneas de servicio de plomo y el porcentaje de la población que es afroamericana, latina o asiática dentro de un municipio; encontramos la tendencia opuesta para el porcentaje de la población que es blanca. Estas tendencias opuestas sugieren lo que describimos anteriormente: que los municipios con un porcentaje más alto de residentes afroamericanos, latinos o asiáticos tienen más líneas de servicio de plomo.

Necesitamos reconocer quiénes se verán más afectados por la inacción de Illinois en el problema de las líneas de servicio de plomo.

Aunque no es perfecto, este análisis sugiere que los residentes afroamericanos y de otros grupos demográficos no blancos de Illinois soportan una parte desproporcionada del problema de las líneas de servicio de plomo. Este análisis es consistente con los informes nacionales sobre la carga de plomo que enfrentan las comunidades de color, como un análisis reciente de Healthy Babies Bright Futures, que muestra que los niños afroamericanos se ven afectados de manera desproporcionada por el plomo en nuestra agua potable.

Una implicación importante de este análisis es que nos dirige a centrar las necesidades de los residentes y comunidades afroamericanas y latinas en cualquier solución a nuestro problema de las líneas de servicio de plomo en todo el estado. MPC y nuestros socios están impulsando un proyecto de ley estatal que requiera que todos los servicios públicos reemplacen sus líneas de servicio de plomo. ¿Esencial para ese trabajo? Luchando por una fuente de financiamiento dedicada para ayudar a las comunidades a reemplazar sus líneas de servicio de plomo. Esta financiación podría funcionar de manera muy parecida a la tarifa de agua potable segura de Minnesota, que es una pequeña tarifa que recauda Minnesota para brindar asistencia a los servicios de agua. En el caso de las líneas de servicio de plomo en Illinois, esa tarifa se utilizaría para financiar el reemplazo de las líneas de servicio de plomo y actividades relacionadas.

Una fuente de financiación dedicada para el reemplazo total de las líneas de servicio de plomo permitiría a todas las comunidades, independientemente del nivel de ingresos de los residentes o de los ingresos que fluyen hacia una empresa de servicios públicos de agua, financiar el reemplazo total de las líneas de servicio de plomo. Sin fondos para el reemplazo de las líneas de servicio de plomo, algunas comunidades nunca podrán abordar este problema. Una fuente de financiamiento estatal dedicada es un componente fundamental del acceso equitativo de la comunidad al reemplazo de las líneas de servicio de plomo.

Sin fondos para el reemplazo de las líneas de servicio de plomo, algunas comunidades nunca podrán abordar este problema.

Si Illinois renuncia a nuestra responsabilidad estatal de financiar el reemplazo de las líneas de servicio de plomo, esencialmente estamos diciendo que está bien que los residentes afroamericanos y de otros grupos demográficos no blancos de nuestro estado asuman una parte desproporcionada del costo para hacer frente a este problema de infraestructura.

En ausencia de una fuente de ingresos estatales, corresponderá a las comunidades individuales y a los propietarios eliminar el plomo del agua potable. Y en este escenario, los residentes afroamericanos y de otros grupos demográficos no blancos de Illinois pagarán desproporcionadamente la factura, porque tienen el doble de probabilidades de vivir en los municipios afectados y constituyen una mayor proporción de la población dentro de ellos.

Si Illinois renuncia a nuestra responsabilidad estatal de financiar el reemplazo de las líneas de servicio de plomo, esencialmente estamos diciendo que está bien que los residentes afroamericanos y de otros grupos demográficos no blancos de nuestro estado asuman una parte desproporcionada del costo para hacer frente a este problema de infraestructura.

Si, como sugieren los datos, las comunidades afroamericanas y de otros grupos demográficos no blancos  están desproporcionadamente sobrecargadas por líneas de servicio de plomo, entonces una fuente de financiación pública dedicada es un imperativo ético. Una fuente de financiamiento para todo el estado y un plan de reemplazo equitativo y factible para acompañarlo contribuirían en gran medida a reducir la carga del plomo en las comunidades de color y garantizarían que todos los residentes, independientemente de su raza o etnia, tengan acceso a agua potable segura y limpia.

Palabras clave

Injusticia ambiental, líneas de servicio de plomo, disparidad racial, suministro de agua, sostenibilidad del medio ambiente

Comments

No comments

MPC on Twitter

Follow us on Twitter »


Stay in the loop!

MPC's Regionalist newsletter keeps you up to date with our work and our upcoming events.

Subscribe to Regionalist


Most popular news

Browse by date »

This page can be found online at http://www.metroplanning.org/news/10075

Metropolitan Planning Council 140 S. Dearborn St.
Suite 1400
Chicago, Ill. 60603
312 922 5616 info@metroplanning.org

Sign up for newsletter and alerts »

Shaping a better, bolder, more equitable future for everyone

For more than 85 years, the Metropolitan Planning Council (MPC) has partnered with communities, businesses, and governments to unleash the greatness of the Chicago region. We believe that every neighborhood has promise, every community should be heard, and every person can thrive. To tackle the toughest urban planning and development challenges, we create collaborations that change perceptions, conversations—and the status quo. Read more about our work »

Donate »